A lo mejor eres de los que les gustaba ir a misa nomás por las canciones. Si es así, la iglesia de Spiritualized es la que más te va a gustar, aquí las canciones, las del gospel de acuerdo a J. Spaceman, son para otro tipo de salvación: para sanar corazones rotos, para trascender la soledad y llenar el alma con himnos que van más allá de la esperanza. Las canciones de J. Spaceman —con todo ese sonido dulce, ácido, triste, analógico y post-Velvet Underground, son de esas que sirven para explorar y encontrarse uno mismo en el vasto universo del espacio interior.