Habitante de los extremos sonoros y experimentalista con background académico, Ale Hop ha creado un multiverso propio en el que las nociones de pop y canción envuelven tanto momentos suaves y emotivos como irrupciones de noise, minimalismo electrónico y distorsión oscura. Pangea (2015) es una entrega de post-pop salvaje y nocturno, mientras que en Bodiless (2018) Ale nos lleva por una odisea electrónica llena de misterio y pasajes abstractos. En vivo, este amplísimo espectro sonoro es explorado a través de un arsenal de pedales, una guitarra y la inagotable imaginación de esta compositora peruana que llega por primera vez a México desde su residencia en Berlín.